Vértebra

Las vértebras tiene diferente tamaño y configuración, de acuerdo a su posición en la columna vertebral. La mayoría tienen características similares, sin embargo la primeras dos, cervicales C1 y C2 tienen forma singular; lo mismo el sacro y el coccix.

Vértebra Axial


Las vértebras constan de un cuerpo anteriormente, que constituye la parte más grande y fuerte, como aparece vista desde arriba en la imagen de la izquierda. El cuerpo se articula o une con las otras vértebras con un disco intervertebral, como se ve abajo.

Posteriormente tiene un pedículo a cada lado, del cual se originan los elementos posteriores. El proceso transverso, del cual se originan y llegan fuertes ligamentos de las vétebras superior e inferior, y de los músculos para-vertebrales; al igual que el proceso espinoso.

Tambien conectados al pedículo se encuentran las facetas articulares superior en inferior, que se unen a las vértebras respectivas, reforzadas por fuertes ligamentos. Estas articulaciones permiten el movimiento intervertebral.

El agujero espinal se forma entre cuerpo anteriormente, los pedículos a los lados y las láminas atrás. Uniendo las láminas superior en inferior existe un ligamento, amarillo o flavum, que junto con el agujero espinal a lo largo de toda la columna, forman el canal espinal. En este canal, cubierto por una fuerte membrana llamada duramadre, que se prolonga desde el cráneo, a nivel cervical y torácico flota en líquido céfalo-raquídeo la médula espinal y a nivel lumbar y sacro, los nervios que de esta se originan.

Columna Vertebral
Entre los pédiculos de la vértebra superior e inferior, detrás del cuerpo y del disco intervertebral, por delante de las articulaciones, se conforma un agujero o foramen, por donde emergen los nervios que se originan en la médula espinal. Estos nervios se dirigirán a las diferentes partes del cuerpo, de acuerdo a su origen, llevando y trayendo impulsos y generando funciones acorde a los mismos.