Microcirugía para la Hernia de Disco Lumbar

La cirugía para la Hernia de Disco Lumbar se hace por vía pósterior en la región lumbar correspondiente, la cual se identifica trans-operatoriamente con controles radiológicos. Se hace bajo anestesia general.

Hernia de Disco Cervical Lateral

Una vez localizado el disco intervertebral se hace una pequeña incisión en la piel, de unos 2 cm, suficiente para permitir el paso de los instrumentos quirúrgicos. Procede a separar los músculos para-vertebrales, se identifica el ligamento que une las láminas de las vértebras para exponer el nervio que se encuentra comprometido; como puede verse en este vídeo. Se identifican los fragmentos herniados y se extraen con una pinza. Finalmente se cubre el nervio con un material especial que disminuye la posibilidad de que se forme una fibrosis que envuelva al nervio. Ver vídeo de una microcirugía.

Generalmente este procedimiento se hace en forma ambulatoria, o sea que el paciente regresa a su casa el mismo día de la cirugía, o a más tardar al siguiente día; sin embargo las siguientes 6 semanas post-operatorias son de sumo cuidado y, dependiendo de su trabajo, podría ser necesaria una incapacidad por este período.

Animación de la cirugía

Los resultados de la cirugía son buenos (total recuperación de los síntomas) en el 85% de los pacientes, regulares (recuperación parcial, con algún grado de dolor residual) en el 10% y peor en el 5%. Este último es generalmente a largo plazo y causado por fibrosis, o sea formación de cicatriz que envuelve el nervio y produce síntomas muy similares a la misma hernia discal o un dolor lumbar crónico.

Todos los procedimeintos quirúrgicos o invasivos están sujetos a complicaciones, tales como infección, sangrado o lesiones parciales o totales del nervio, los cuales afortunadamente son poco frecuentes.

El remplazo del disco no está indicado para la hernia de disco lumbar, criterio que comparto con la Asociación Norteamericana de Neurocirugía. Este se indica en pacientes jóvenes, con facetas sanas, en casos de dolor lumbar crónico que no ha cedido al tratamiento conservador por al menos 6 meses; o en algunos casos de pacientes que ya han sido operados por una hernia discal lumbar

Es importante que el paciente esté consciente de que una vez que un disco intervertebral se ha herniado o abombado, ha perdido su elasticidad y por lo tanto su capacidad para amortiguar los movimientos y los impactos adecuadamente, para el resto de la vida. La dinámica de la columna ha cambiado y nada la dejará como era, ni siquiera un remplazo del disco por uno artificial; por lo tanto, la forma en que se cuide determinará el futuro de su columna.

Instrucciones Post-Operatorias