Micro Disquectomía


Instrucciones Pos-Operatorias

SEMANA UNO

Durante los siguientes 7 días deberá permanecer en su casa. Puede caminar, estar de pie o sentado y hacer cualquier actividad que no involucre levantar peso, agacharse, flexionarse o extenderse excesivamente. Posiblemente caminando o acostado(a) sea como se sienta más confortable, por lo tanto trate de no estar sentado(a) por períodos de más de 15 a 20 minutos. No se exceda en actividad y tampoco mantenga alguna posición por mucho rato, alterne entre acostado, sentado o caminando. Vuelva a la cama si se siente cansado, ya que si no lo hace este cansancio se convertirá en dolor.

En estos días puede sentir una molestia o leve dolor lumbar. Algunas veces, cuando el nervio es descomprimido empieza a "disparar" espontáneamente. Lo que sucede es similar a cuando uno ha estado recostado sobre un brazo y este se "duerme" y luego empieza a despertarse, provocando la sensación de cosquilleo u hormigueo e incluso un "jalón" o un dolor leve. Usualmente ocurre durante la noche y no hay necesidad de preocuparse; levántese y camine un poco y si es necesario tome un analgésico. Este "despertar del nervio" mejora con la actividad.

En algunos pacientes se indica un analgésico y anti-inflamatorio para tomar cada 12 horas durante 10 días, en cuyo caso este debería ser suficiente para aliviar el dolor. Si a usted no se le ha indicado, puede tomar acetaminofén de 500 mg cada 6 horas si fuese necesario. En la eventualidad de que el dolor no se alivie con esto, llame al doctor Trejos a Radio Mensajes (225-2500 / 224-2400). Estos síntomas deberán ir disminuyendo en frecuencia e intensidad cada día pero pueden presentarse intermitentemente durante algunas semanas.

Usted se puede duchar y su herida puede mojarse en ese momento, luego séquela con mucho cuidado ("entrape" no restriegue) y límpiela suavemente con un algodón con alcohol puro. Manténgala siempre seca, cambie el apósito cuando sea necesario.

Recuerde que puede y debe caminar, antes de empezar haga un poco de estiramiento muscular, doblándose suavemente hacia los lados, luego mirando hacia el techo y luego flexionándose hacia adelante hasta tocarse las rodillas. Haga lo mismo después de caminar.

Debe obtener una cita con el Dr. Trejos, en ese momento se le darán las indicaciones y los cuidados que deberá tener para el siguiente mes.

SEMANAS DOS A CUATRO

Puede continuar duchándose pero no se bañe en tina o piscinas durante una semana más (en total 2 semanas después de cirugía).

No es necesario que limpie más su herida con alcohol, a no ser que el Dr. Trejos le indique lo contrario.

Caminando y acostado(a) seguirán siendo las posiciones más confortables. Evite sentarse o andar en automóvil por más de 45 minutos a la vez.

No maneje hasta el principio de la tercera semana, siempre use su cinturón de seguridad y soporte para la cabeza; procure tener un buen apoyo de la región lumbar. No lo haga por más de 45 a 50 minutos.

Debe aumentar progresivamente el caminado hasta llegar a unos 1.5 a 3 kilómetros diarios en total. Recuerde que durante las primeras caminatas pude sentirse un poco "tieso" pero poco a poco se ira "aflojando". Si camina mucho empezará a sentir molestias de nuevo, deténgase cuando no se sienta a gusto, deje que su cuerpo le diga cuando ha caminado suficiente.

Empiece a acostarse boca abajo un par de minutos varias veces al día y puede levantarse en la cama apoyado(a) con sus codos. Continúe con los ejercicios de "estiramiento".

Al cumplir un mes de operado obtenga una cita con el Dr. Trejos. En este momento se le reducirán las restricciones a sus actividades y se le darán instrucciones para los siguientes meses.

MES UNO A CUATRO:

Manejar o permanecer sentado (a) debe limitarse a 45-60 minutos a la vez; esto es para que existan períodos de estiramiento, que son muy importantes y es una costumbre que debe adquirir para el resto de su vida.

Las caminatas pueden incrementarse, si usted desea hacerlo como ejercicio de acondicionamiento cardio-pulmonar. Al igual que antes, deje que su cuerpo le avise cuando detenerse a descansar; esto es cuando empiece a sentirse incómodo.

Empiece a hacer los ejercicios que le indicará el Dr. Trejos. Al principio puede ser que se canse muy rápido, no se preocupe con el tiempo irá mejorando. Es importante que haga estos ejercicios por el resto de su vida, ya que los mismos le ayudarán a dar soporte adicional a su columna vertebral y así disminuir movimientos indeseables de la misma y por consiguiente disminuir el riesgo de presentar otra hernia de disco, a otro nivel o en el mismo operado. Recuerde que desde que tuvo un disco herniado su columna no es normal, hay que ayudarla a estar en las mejores condiciones.

Puede empezar a hacer deportes livianos. Si hace aeróbicos, que sean de poco impacto y sin escalar (hasta los 3 meses). Andar en bicicleta es un buen ejercicio, preferiblemente en un "montañera" liviana, en donde no vaya excesivamente flexionada la columna. Si le gusta el golf, empiece lentamente y evite "swings" muy amplios y hágalo al "estilo moderno" (con los hombros y las caderas alineadas); no se exceda nunca, ya que en este deporte el grupo de músculos que trabaja es siempre el mismo. Si le gusta el tenis hágalo en dobles y preferiblemente contra una pareja no mucho mejor que la suya, para que no le exijan demasiado.

Después de los 3 meses puede regresar a su vida normal, sin embargo evite los siguientes deportes: racket, eskí (acuático o en nieve), rugby, fútbol americano, patinaje y en general deportes de impacto. Nunca levante peso, siempre flexione las rodillas cuando tenga que agacharse a levantar algo, no se siente en sillones muy hondos sin soporte lumbar, evite andar a caballo y en vehículos de doble tracción en caminos malos.