Dolor Lumbar o Lumbalgia

El dolor lumbar debe clasificarse en agudo, cuando tiene menos de 3 meses de evolución, y crónico cuando tiene más de los 3 meses. Prácticamente todos los adultos padecerán en algún momento de su vida de una lumbalgia aguda, siendo esta una de las causas de consulta médica y de incapacidad para trabajar más frecuentes. Desde el punto de vista anatómico la lumblalgia puede tener origen en los músculos, tendones, ligamentos, articulaciones, discos intervertebrales y huesos, como se ilustra en la sigueinte animación.

Lumbalgia Aguda

Se define como el dolor en la región lumbar y los síntomas relacionados (como ciática) que limitan al paciente para las actividades físicas. Basado en la historia clínica y el examen físico su médico primero debe hacer un diagnóstico diferencial y descartar enfermedades de base, tales como fracturas, tumores, infección, o un síndrome de cola de caballo (por compresión de los nervios al final de la médula espinal), buscando "alertas rojas". Además debe excluir enfermedades no originadas en la columna vertebral, que producen dolor referido, tales como vasculares, abdominales, urinarias, o pélvicas. Si hay síntomas o signos de disfunción de la vegiga o los intestinos (retención o incontinencia), o un déficit neurológico, una evaluación quirúrgica debe hacerse de emergencia. Excluidas las "alertas rojas" no es necesario hacer otro tipo de examenes durante el primer mes, ya que en este tiempo la mayoría de las lumbalgias ceden espontáneamente.

Una vez que el médico notifica su paciente que no tiene ninguna enfermedad grave, el tratamiento consiste en medicamentos analgésicos para ayudarlo a mantenerse tan activo como le sea posible. No se ha demostrado que el reposo en cama sea de ayuda al tratamiento, pero pude indicarse por unos 2 días si el dolor es tan severo que impide al paciente movilizarse . Tan promto como sea posible se deben iniciar las actividades cotidianas y el trabjo. Ejercicios caminar o nadar pueden ayudar a aliviar los síntomas, aunque quizás al principio aumenten un poquito el dolor..

Las personas con lumbalgia deben abstenerse de levantar peso. En caso de ser absolutamente necesario, los hombres y mujeres con dolor de moderado a severo podrían levantar hasta 20 libras; si el dolor es poco los hombresr hasta 60 libras y las mujeres 35. Aún sin dolor, un hombre no deberían nunca levantar más de 80 libras y una mujer 40 libras.

Si los síntomas persisten más de un mes el médico debe re-evaluar la situación y pedir algunos examenes si lo cosidera necesario. Por ejemplo, en caso de que exista ciática en ausencia de síntomas o signos claros de compresión de una raíz neviosa (radiculopatía) pueden ser de utilidad estudios neurofisiológicos, como una Electro-miografía (EMG), para verificar si hay presión sobre algún nervio. Los Potenciales Evocados Sensoriales (PES) también pueden ayudar a diagnosticar estenosis lumbar.

En caso de que sí existan síntomas o signos de compresión de una raiz nerviosa, una Resonancia Magnética o una Tomografía Computarizada Helicoidal están indicados para descartar la existencia de una Hernia de Disco Lumbar . Hay que tener en cuenta que hallazgos en las imágenes de cambios degenerativos en la columna y los discos pueden verse en personas conforme van envejeciendo y en la mayoría de los casos son asintomáticos, por lo que la correlación de estos con el cuadro clínico es fundamental.

Si los síntomas sobrepasan el mes de evolución y el cuadro clínico o los hallazgos de los estudios neurofisiológicos concuerdan con lo encontrado en las imágenes radiológicas, se debe pensar en la cirugía.

Si no hay concordancia entre la clínica y los hallazgos radiológicos se trata de una lumbalgia inespecífica, sin una patología de fondo seria, por lo que se debe insistir en el acondicionamiento físico de la musculatura espinal y la re-incorporación del paciente a sus actividades habituales, tratando de evitar que se convierta en una lumbalgia crónica.

Aquí se encentra una ruta (algoritmo) que se puede seguir para el manejo del dolor lumbar.

GLOSARIO

Ciática: Dolor irradiado al miembro inferior, que puede incluir nalga, muslo, pierna, pie y dedos.

Parestesias: Sensación de hormigueo o cosquilleo.

Radiculopatía: Enfermedad de las fibras (raíces) de un nervio, puede producir todos o alguno de los siguientes, dolor (p.e. ciática, parestesias, disminución de la sensibilidad, pérdida de fuerza).

Estenosis Lumbar: Estrechez del canal raquídeo (en el centro de las vértebras), por donde desciende los nervios. Puede ser congénita o adquirida.